dosporciento

es más que una marca de ropa. Es diseño, es calidad y es consumo responsable. Promovemos un mercado local y cercano, buscamos cambiar nuestros hábitos de consumo y luchamos por erradicar la explotación laboral en la industria textil.

EQUIPO

Aitana González / CEO

 

Pone a todo el equipo a trabajar, para que nadie se olvide de sus tareas. Siempre está contenta y es muy dicharachera, aunque cuando hay que ponerse serios no hay nadie mejor que ella.

Jon Erauskin / Finanzas

 

Responsable de que no vayamos a la quiebra, lleva al día todas las cuentas. Además es nuestro experto en serigrafía, le encanta mancharse las manos.

Ander Delgado / Compra venta

Maneja a la perfección los ordenadores, sólo él es capaz de tener 11 pestañas diferentes abiertas y no perderse en ellas. Cada una le sirve para ver cómo va el mercado.

Irati Martinez / Marketing

 

Quién mejor para estar pendiente de las redes sociales cada 5 minutos. Conoce la comunidad virtual como si viviera en ella y propone estrategias para darnos a conocer.

Miriam García / Diseño

 

Experta en comunicación, es la mente creativa del equipo. A veces hay que bajarla de las nubes porque le encanta fantasear, pero siempre vuelve con alguna idea.

Mision

MISIÓN

 

Vivimos en un mundo que busca rapidez, comodidad y precios bajos; y el mundo de la moda es unos de los ámbitos donde se dá esto.

Dosporciento existe para combatir el “fast-fashion”: diseñamos ropa sostenible y de calidad para concienciar a los guipuzcoanos de entre 16-35 años y promover entre ellos un consumo responsable.

Destacamos por nuestros diseños creados exclusivamente para la concienciación.

Vision

VISIÓN

 

Una forma eficiente de concienciar y promover un cambio es ofrecer una alternativa cercana al público. Nuestro objetivo es lograr estar en la mente y en el cuerpo de los guipuzcoanos. En la mente porque queremos que se den cuenta de una realidad que está lejos y cerca a la vez. En el cuerpo para que prediquen con el ejemplo.

Valores

VALORES

 

Luchamos por erradicar la esclavitud en la que se encuentran los trabajadores del textil en los países empobrecidos.

Luchamos por cambiar nuestros hábitos de consumo.

Creemos en que las nuevas generaciones tendrán en sus manos el poder de elegir un mundo más justo y consciente.